Blogia
Infociencia

SAG difunde estudio sobre roedores y hanta virus en la Región de Aysén

SAG difunde estudio sobre roedores y hanta virus en la Región de Aysén El estudio permitió determinar la incidencia del factor climático en el aumento o disminución de roedores y, por lo tanto, en el riesgo de contagio del virus hanta a las personas.

El Servicio Agrícola y Ganadero, SAG, concluyó y entregó a las autoridades de Gobierno y de salud, los resultados de la investigación “Fluctuaciones Poblacionales de los Roedores Silvestres en la Región de Aysén y su Relación con la Epidemiología del Síndrome Cardiopulmonar por Hantavirus”.

El estudio fue aprobado en 1997 por el Gobierno Regional de Aysén, con el objetivo de conocer el comportamiento de los roedores y la magnitud de los reservorios de hantavirus, como antecedentes de base para realizar acciones que permitan reducir el riesgo de contagio a las personas.

Al cabo de siete años de muestreos, análisis y evaluaciones, el SAG determinó la existencia de al menos cinco especies de roedores portadores del hantavirus presentes en toda la región. De ellos, el oligolisomis longicaudatus, más conocido como ratón colilargo, predomina y, por ende, influye fuertemente en la dinámica del número de roedores de la región, así como también en la prevalencia del virus en la naturaleza.

Así lo explicó uno de los ejecutores de la investigación, el Jefe de la oficina SAG Puerto Aysén, Rodrigo Sandoval, quien detalló que el logro más relevante del estudio fue la posibilidad de correlacionar el factor climático en el aumento o disminución de roedores y, por lo tanto, en el riesgo de contagio del virus hanta a las personas.

“Con todas las investigaciones y análisis logramos elaborar un modelo predictivo basado en la fluctuación de temperaturas, las cuales presentan ciclos de seis o siete años. En los extremos de este ciclo se encuentran los inviernos benignos, mientras en el centro de éste los inviernos con las temperaturas más bajas del ciclo. Cuando se producen inviernos benignos, con temperaturas sobre cero, aumenta drásticamente la población de roedores y, al mismo tiempo, la posibilidad de contagio. Sin embargo, cuando los inviernos son muy fríos y el número de especímenes se reduce, es vital que las personas adopten todas las medidas de prevención, para evitar que los roedores ingresen a las viviendas en busca del alimento que no encuentran en el campo”, explicó.

El Director Regional del SAG, Leonardo Pérez, destacó la elaboración de este modelo como un paso fundamental para las acciones que puedan desarrollar las autoridades sanitarias en materia de prevención y educación a la comunidad.

“Se desarrolló este modelo para poder establecer una correlación entre la población de roedores infectados y el contagio del virus en las personas, con el objetivo final de entregar mejores herramientas, de carácter epidemiológico, a las autoridades de salud en su rol de prevención y educación a la comunidad. Estos antecedentes servirían para poder predecir, en cierta manera, la eventual ocurrencia de casos, además de contar con conocimientos que permitan al Servicio de Salud tener mayores elementos de juicio para enfatizar las campañas de prevención y educación a la comunidad”, afirmó.

Además de las autoridades de Gobierno y de salud, la investigación fue presentada ya a más de cien personas de la provincia de Aysén, encabezadas por el Gobernador Provincial, José Urrutia; Jefe del INP, Jefe de Aduanas, Comandante del Cuerpo de Bomberos, y delegaciones de la Armada, Ejercito, Carabineros, del Liceo Raúl Brussain, Liceo San José U.R y representantes de la comunidad.

Fuente: La Segunda Internet
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres