Blogia
Infociencia

El tabaco, un importante factor de riesgo para el corazón

El tabaco, un importante factor de riesgo para el corazón La pared interna de las arterias se ve seriamente dañada por el cigarrillo. La nicotina que estos contienen reduce el colesterol bueno, induce trombosis y el acelera la aterosclerosis aumentando riesgo cardiovascular.

Actualmente el 55% de los chilenos sufre de riesgo cardiovascular elevado, según la última Encuesta de Salud. El estilo de vida moderno, un consumo elevado de grasas, el tabaquismo y la falta de ejercicio, ha llevado a que las arterias se encuentren cubiertas con placas de colesterol. Como todos sabemos, éste es unos de los grandes enemigos del corazón.
El Panel de Consenso Europeo reveló recientemente que uno de los mejores aliados para bajar la alta concentración de colesterol en la sangre es justamente el colesterol; pero el “bueno”, llamado HDL. En nuestro país, el 40 % de la población presenta niveles bajos de colesterol bueno HDL.

La cardióloga del Hospital del Salvador y profesora de la Universidad de Chile, Margarita Vejar, afirma que el HDL es muy importante “porque es cardioprotector ya que retira el colesterol malo de las arterias, es antioxidante y antiinflamatorio e incluso se le ha demostrado efecto anticoagulante”.

La doctora explica que uno de los factores que reduce el colesterol bueno o HDL es el tabaquismo, por lo tanto cada vez que una persona enciende un cigarro está bajando su nivel de colesterol bueno.
Como se puede apreciar, el tabaco es un gran problemas que debemos afrontar a la hora de disminuir la incidencia de accidentes cardiovasculares. Sin embargo, según el ministerio de Salud, el 42% de las personas fuma.
Los hombres suben aún más esta cifra: el 48% de ellos consume cigarros diaria u ocasionalmente. El gran problema se presenta al mirar las estadísticas de riesgo cardiaco, ya que el 64% de ellos están predispuestos a sufrir alteraciones cardiovasculares.
La nicotina que contiene el un cigarrillo produce hormonas de adrenalina y noradrenalina, lo que daña la pared interna de las arterias. Además produce un aumento del colesterol malo (LDL) y una disminución del bueno (HDL).

Además, investigaciones realizadas por la Asociación Americana del Corazón, indican que fumar fumar acelera el pulso, contrae las principales arterias y puede provocar irregularidades en la frecuencia de los latidos del corazón. El tabaco también aumenta la presión arterial, lo cual a su vez aumenta el riesgo de un ataque cerebral en personas que sufren de hipertensión. Aunque la nicotina es el agente activo principal del humo del tabaco, otros compuestos y sustancias químicas, tales como el alquitrán y el monóxido de carbono, también son perjudiciales para el corazón, pues daña los niveles de fibrinógeno (un coagulante sanguíneo), aumentando así el riesgo de que se forme un coágulo sanguíneo que pueda provocar un ataque al corazón.

Los índices de tabaquismo infantil en Chile son unos de los más altos del mundo. Según la última Encuesta Mundial de Tabaquismo Juvenil, dada a conocer por el Ministerio de Salud, siete de cada diez menores de 13 a 15 años ha fumado alguna vez en la vida y uno de cada tres lo hace en forma regular.

La cardióloga Vejar señala: “si a los índices de tabaquismo se le agrega la gran prevalencia de obesidad, el riesgo cardiovascular en futuro cercano va a ser enorme”. Por esta razón se hace particularmente importante prevenir a la población sobre los dañinos efectos sobre el sistema cardiovascular que produce el cigarro.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres