Blogia
Infociencia

Chile Cuenta con 218 Accesos Públicos a Wi-Fi

Chile Cuenta con 218 Accesos Públicos a Wi-Fi Rápidamente avanza la oferta de espacios públicos para la conexión inalámbrica a Internet en Chile. De acuerdo a un catastro elaborado por el Centro de Estudios de la Economía Digital a lo largo del territorio nacional, actualmente existen 218 puntos de acceso abierto en Chile, denominados HotSpots. La mayor parte de ellos utiliza la tecnología Wi-Fi (abreviatura de fidelidad inalámbrica por sus siglas en inglés), la que esencialmente permite conectar un computador, o dispositivo electrónico (PDA), a Internet en forma inalámbrica. Estas conexiones pueden realizarse en lugares públicos o privados, dependiendo del tipo de acceso que brindan a los usuarios. Las conexiones públicas pueden ser abiertas (como en un restorán) o cerradas (como en una universidad), mientras que las conexiones privadas atienden específicamente al segmento corporativo.

Los lugares públicos de conexión se denominan HotSpots, y se refieren a un espacio físico en donde es posible establecer una conexión inalámbrica a Internet a través de la tecnología Wi-Fi.

En los últimos años la tecnología de conexión inalámbrica Wi-Fi empezó a hacerse popular en los países desarrollados. Actualmente, se estima que existen unos 50.000 HotSpots a nivel mundial, cifra que podría duplicarse en los próximos 12 meses. En Chile, a pesar de algunas incursiones iniciales en el año 2002, sólo en los últimos meses el tema ha ido cobrando fuerza.

La gran ventaja de este sistema es que permite el acceso a Internet en forma flexible y móvil, es decir, desde cualquier punto de la ciudad donde haya un HotSpot. Al igual que en otros países, en Chile la mayoría de las implementaciones han sido desplegadas en cadenas de restaurantes, centros comerciales, aeropuertos, comunidades de negocios, universidades, empresas, etc. El 47% de los HotSpots abiertos en Chile están ubicados en el segmento de las Cafeterías y Restaurantes, y el 18% en Hoteles, especialmente en aquéllos cuyo servicio está orientado al segmento ejecutivo. En tercer lugar, se encuentran las Estaciones de Servicio, con un 17%, y luego los Malls y Centros Comerciales, con un 6%.

Proyecciones de crecimiento mundial

Los primeros HotSpots fueron lanzados por grandes centros comerciales en Estados Unidos, Europa y Asia, y fueron definidos originalmente como servicios de valor agregado y mecanismos de fidelización de clientes. Según un estudio de la empresa iDate, en Estados Unidos habrán más de 20 mil HotSpots hacia el año 2005. Por otro lado en Europa, varios proveedores de servicios Internet (ISP) han comenzado a utilizar la tecnología Wi-Fi, incluso a nivel de ciudades enteras, como París. Según estimaciones de la firma Analysys, para el 2006 habrán 800 mil HotSpots en Europa, 530 mil en Estados Unidos y 1 millón en Asia. Se prevé que los ingresos generados por la tecnología Wi-Fi en Europa occidental y Estados Unidos ascenderán a US$ 5.400 millones el año que viene, muy por sobre los US$ 33 millones estimados para el 2002.

Según Meta Group, el 90% de las compañías tendrán redes inalámbricas para el 2006. Esto tendrá un efecto importante en la forma de hacer las cosas. Los empleados podrán acceder a los sistemas de información en forma remota y sin cables, estimulando la propagación de sistemas laborales como el Teletrabajo.

El Mercado Local de Wi-Fi

Los principales proveedores de este servicio en Chile son Telefónica CTC, Entel, VTR, Manquehue Net, Telefónica del Sur y Chilesat. Los operadores predominantes de línea fija y televisión por cable son los actores líderes actualmente en el espacio Wi-Fi. Estas empresas están bien posicionadas dado que controlan la infraestructura de banda ancha necesaria para operativizar las funciones de esta tecnología. Además, estos actores tienen a su favor la disponibilidad de carteras de clientes, años de experiencia en las ventas y relaciones comerciales con sus clientes de banda ancha. No todas las compañías han apostado agresivamente por los puntos públicos, identificándose además estrategias que apuntan fuertemente a redes privadas. Los proveedores que han habilitado la mayor cantidad de HotSpots abiertos son Telefónica del Sur y Telefónica CTC, ambos con más de 60 puntos.

El mapa de Wi-Fi en Chile se concentra en un 53% en la Región Metropolitana y el resto en regiones.

Las posibilidades reales que ofrece este sistema de banda ancha están aún por descubrirse, puesto que las verdaderas aplicaciones educativas, productivas o de valor agregado (killer applications), aún están por desplegarse o, al menos, se encuentran en etapas incipientes de desarrollo.

En cuanto a las modalidades de pago, el 49% de los HotSpots públicos en Chile ofrecen el servicio de conexión en forma gratuita. El resto de los oferentes han optado por autofinanciar el modelo introduciendo formatos como tarjetas de prepago, generalmente a la venta en los mismos lugares en que se encuentran los HotSpots, o con cargo a las cuentas de las personas que son ya clientes de algún proveedor de Internet en particular.

Beneficios para la comunidad y las empresas

Esta tecnología tiene el potencial de ayudar a disminuir la brecha de conectividad entre las grandes ciudades y pueblos que están geográficamente alejados, y en donde es difícil llegar con cables.

Como un ejemplo emblemático es meritorio mencionar la experiencia de una escuela ubicada en el interior del país que, frente a la necesidad de ingresar al mundo del ciberespacio, desarrolló su propio proyecto de conexión inalámbrica usando la tecnología Wi-Fi.

En el caso de la educación superior, son varias las universidades involucradas. Una de las más importantes del país cuenta en este momento con un 75% de su infraestructura conectada a través de redes inalámbricas. La visión generalizada de las instituciones académicas define la tecnología Wi-Fi como una herramienta para lograr complementar servicios de valor agregado para los estudiantes, con ofertas de alto contenido educacional.

En el caso de las empresas, esta tecnología tiene la potencialidad de generar ahorros de costos operativos, toda vez que la implementación de los puntos de conexión no requiere de la ejecución de trabajos de cableado y reparaciones adicionales. Por lo tanto el uso de esta tecnología se justifica en aquellos casos en que la inversión en cableado sea alta. Algunos casos relevantes de implementación de puntos inalámbricos de conexión en el sector privado se han registrado en la industria minera y vitivinícola. Se estima que actualmente menos del 4% de las empresas chilenas ha desplegado redes inalámbricas para sus trabajadores.

Un estudio de la consultora NOP World asegura que los usuarios inalámbricos estarán conectados sobre 3,5 horas más por día que otros empleados, traduciéndose en un aumento del 27% en la productividad y casi US$ 14.000 ahorrados en tiempo por empleado.

Conclusiones

Las inversiones en Wi-Fi aún son pequeñas en comparación con otros mercados y otras tecnologías. Esto se debe, entre otras cosas, a que el consenso en la industria gira en torno al tratamiento del negocio Wi-Fi como un servicio de valor agregado para los clientes de banda ancha actuales. Estos actores coinciden, además, en que Wi-Fi es por ahora un instrumento para generar ingresos secundarios, al menos en el corto plazo.

El futuro de la tecnología Wi-Fi en Chile depende de una serie de factores, tales como la demanda de conexiones inalámbricas, la penetración de computadores portátiles equipados para establecer conexiones Wi-Fi, el nivel de difusión y educación de los usuarios en esta materia, el nivel de precios de conexión, y la creatividad y efectividad en el desarrollo de aplicaciones productivas.

Fuente:Estudio de la Cámara de Comercio de Santiago
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres